Disfunción eréctil: ¿Da Eroxel una solución definitiva?

La disfunción eréctil puede ser una carga tanto para la pareja como para el hombre afectado. Los problemas de potencia son más comunes a medida que envejecemos. Esto puede deberse al estrés psicológico o a una enfermedad física. Los inhibidores de la PDE-5 son eficaces en el tratamiento de la disfunción eréctil. Sin embargo, también se pueden utilizar principios activos naturales, así como ayudas locales y cambios en el estilo de vida.

Según las estadísticas médicas, la disfunción eréctil afecta a una quinta parte de los hombres alemanes. Sólo el 1,4% de los hombres experimentan problemas de erección relacionados con el sufrimiento subjetivo antes de los 40 años. Casi el 7% de los afectados tienen entre 50 y 59 años. La frecuencia de la enfermedad alcanza un máximo del 14% en los varones de 60 a 69 años. Después, disminuye gradualmente debido a la disminución de la actividad sexual. Cada vez más hombres sufren de impotencia por diferentes causas. Por ello, Eroxel ha sido diseñado para eliminar este problema de raíz, con ingredientes totalmente naturales: Eroxel Original

¿Qué son las disfunciones eréctiles y cómo se pueden tratar?

Los hombres jóvenes alcanzan su máximo rendimiento sexual alrededor de los 20 años. Su potencia sexual disminuye lentamente durante los siguientes 20 años. Muchos hombres notan una disminución de su capacidad eréctil en torno a los 40 años. Ya no están tan rígidos como antes y requieren una estimulación más intensa. La eyaculación también puede realizarse con menos frecuencia. Estos cambios no son clínicamente significativos. Estos cambios pueden deberse a factores hormonales, al esfuerzo físico, al estrés y, posiblemente, a problemas de pareja.

Líneas borrosas entre los factores psicológicos y físicos

El estrés y los problemas de pareja son dos de los principales desencadenantes mentales de los problemas de erección. Muchos hombres de mediana edad también experimentan un mayor grado de confusión emocional. La disfunción eréctil también puede estar causada por la ansiedad o la depresión. La disfunción eréctil puede deberse a causas tanto psicológicas como físicas.

Desencadenantes neurobiológicos de los problemas de erección

La disfunción eréctil siempre está causada por procesos neurobiológicos desequilibrados, independientemente de los desencadenantes inmediatos. En la consecución de una erección intervienen muchos factores. Entre ellos, la circulación sanguínea, la musculatura del pene y el sistema nervioso. El control celular de la erección puede no funcionar correctamente si el tejido eréctil del pene no recibe un suministro de sangre adecuado. Es posible que no sea posible una erección con la suficiente fuerza y duración para permitir la consumación del acto sexual.

Signos de disfunción eréctil

Es fácil ver la disfunción eréctil. Puede haber una causa física si se producen gradualmente. Una posible causa psicológica es la aparición repentina de problemas de potencia. Esto puede deberse al estrés o a determinadas circunstancias. Si las erecciones espontáneas se producen durante el sueño, es más probable que exista una causa psicológica.

Factores de riesgo

Un estilo de vida poco saludable puede provocar una disfunción eréctil. Todas las influencias que pueden causar problemas de erección, como las que reducen el flujo sanguíneo a los vasos capilares, se consideran "veneno".

  • Los efectos vasoconstrictores pueden ser causados por el tabaquismo y por el consumo de mayores cantidades de alcohol.
  • En un estado sexualmente activo, el abuso de la nicotina y el alcohol también puede provocar graves alteraciones del flujo sanguíneo y del tejido eréctil.
  • Los trastornos metabólicos, las enfermedades cardiovasculares y la obesidad pueden tener consecuencias similares.

La nutrición en la disfunción eréctil

Los problemas de potencia pueden ser causados por errores en la dieta, como un exceso de grasa, azúcar y calorías. Estos factores pueden tener un impacto significativo en el perímetro abdominal, el peso, los niveles de lípidos en sangre, la presión arterial y los factores de riesgo de enfermedades cardíacas, enfermedades vasculares y diabetes de inicio en la edad adulta. Unos hábitos alimentarios saludables pueden ayudar a prevenir la disfunción eréctil, e incluso a reducir o eliminar los problemas de potencia. Por eso es ideal una dieta mediterránea, rica en frutas y verduras, cereales integrales, aceite de oliva y pescado. Si cuida su alimentación, hace ejercicio regularmente y añade Eroxel a su dieta, notará la diferencia inmediatamente: Prueba Eroxel